La Terapia

 En qué consiste la psicoterapia?

Es un proceso impulsado por tu voluntad de ver y tu voluntad de sanar.

Una oportunidad para que, de forma activa y responsable, explores los problemas que aparecen en tu vida.

Almudena Lebrero

Y qué tipo de psicoterapia ?

Trabajamos con un enfoque integrador, esto es, empleando nuestra formación en diferentes escuelas en función siempre de lo que necesite el paciente:

La psicoterapia humanista, que te permite profundizar en tus conflictos personales, poner conciencia en las dificultades y desarrollar tus propios recursos para afrontarlas.

La psicoterapia psicodinámica, cuyo enfoque permite al paciente examinar los conflictos no resueltos y los síntomas que se derivan de anteriores relaciones disfuncionales.

La terapia sistémica, la terapia de familia, la terapia de pareja y la terapia sexual o sexología, como un tratamiento más que integral del sistema que forman las familias.

La terapia cognitivo-conductual, investiga cómo aprendemos, tanto comportamientos deseables como perjudiciales, dando al paciente indicaciones directivas de cómo debe cambiar. Este enfoque lo empleamos en niños, adolescentes y enfermedad mental grave.

La importancia de la relación terapéutica

Un buen predictor de cambio es la actitud del terapeuta: empática, con coherencia, autenticidad, conciencia y responsabilidad. Esta es la base para que el encuentro interpersonal se convierta en una relación terapéutica.La presencia del terapeuta te proporciona un espacio seguro, en el que puedes poner palabras a lo que te sucede y sentir cómo te afecta. El terapeuta no te dirige con consejos, interpretaciones o pautas de modificación de conducta, sino que te apoya y te acompaña en el proceso que estás viviendo.

  • Te escucha sin juicios ni valoraciones, y profundiza junto a ti en los problemas, respetando tu propio ritmo.apoyo terapéutico
  • Te acompaña en los momentos difíciles, mientras exploras tus emociones, recursos y creencias, y encuentras tu propio significado a lo que te sucede.
  • Te señala lo que forma parte de tu experiencia presente, y que tú, por ti mismo, no eres capaz de ver.
  • Te apoya para que, al poner conciencia en lo que haces y en cómo y para qué lo haces, puedas descubrir aspectos de ti mismo que te mantienen en una situación de sufrimiento, desarrolles tus capacidades personales y encuentres tu propia forma de resolverlo, cambiarlo o aceptarlo.

Y cómo será el proceso terapéutico?

Esta actitud no directiva del terapeuta facilita que el proceso vaya transcurriendo, sin interferencias, por donde tenga que ir, llevándote a tomar contacto con tus auténticas necesidades, que tal vez creías inexistentes o tenías olvidadas.

El proceso terapéutico te permite conocerte mejor, ampliar tu capacidad de darte cuenta, e integrar tus experiencias dolorosas.

El propósito es que consigas sentir, pensar y actuar de una forma armónica e integrada, relacionarte con autenticidad, crecer como persona, evolucionar hacia el autoapoyo, afrontar los problemas con madurez, y vivir con más conciencia.

En definitiva, asumir la responsabilidad de tu propia vida. Esto supone:

  • Dejar de repetir los comportamientos que te hacen daño a ti o a los demás.
  • Aceptarte como eres, sin exigirte ser lo que no eres.Psicoterapia Humanista
  • Empezar a quererte un poco más, para que puedas querer más a los demás.
  • Curar tus heridas y poder mirar al pasado sin rencor.
  • Escuchar los mensajes del cuerpo, cuidarle y tratarle con respeto.
  • Empezar a tomar tus propias decisiones, y dejar atrás los reproches hacia quienes no te enseñaron a hacerlo.
  • Saborear la vida tal y como se presenta, en lugar de dejarla pasar porque no es como a ti te gustaría que fuera.
  • Disfrutar de las relaciones, el conocimiento, la sabiduría, el amor…  la vida.
  • Tener la libertad de ser.

Contacta con nosotros…

 

Psicólogos en Alcorcon en Madrid | Psicólogos en Madrid Sur | Psicólogos en Getafe

Anuncios